19
- February
2018
Posted By : Karri Carrara  
Comments Off on Neblina ella pie gay
Neblina ella pie gay

neblina ella pie gay

...

Todas ellas funcionaban, cada una a su manera, y no desentonaban entre sí. Todas encajaban bien el argumento y lo hacían a su debido momento y de la forma indicada. El argumento es sencillo: A medida que las cosas empeoran, en el interior del supermercado la angustia va en aumento y crece la tirantez producida por los roces entre individuos de diversas mentalidades, hasta el punto de desencadenarse serios incidentes. Pero eso importa poco en este tipo de film, donde las secuencias deben trabajar en pos de crear expectación y no de desarrollar caracteres al detalle, lo cual resultaría innecesario.

Su objetivo no es retratar concienzudamente a los personajes; su objetivo es construir una situación alucinante de congoja creciente. Lo relevante en esta película es, precisamente, la manera en que transforma una ubicación perfectamente cotidiana en el escenario de una pesadilla, transformando —de paso— a algunos seres humanos en monstruos y a otros en héroes, mientras son todos ellos acechados por los monstruos del exterior.

La película empieza de manera convencional, pero el aparentemente inane arranque del film es como la calma previa a la tempestad: La película tiene sus derivas, desde luego: Quienes lo han visto ya saben a qué me refiero. Es la clase de monstruo que solo necesita hacer acto de presencia para conseguir que los espectadores contengan el aliento, fascinados. Todo como resultado de una magnífica dirección y montaje, y de un uso inteligentísimo de los efectos especiales.

La niebla es, pues, una película de terror con todas las de la ley, aunque tiene sus elementos de ciencia-ficción. Es una película acertadamente incómoda cuando ha de serlo, pero no abusa. Tiene sus momentos de displacer. Incluso puede llegar a resultar deprimente. No es un jolgorio de película, desde luego. Y no la vea usted mientras cena, a poco que le disgusten a usted las alimañas raras. Se lo digo yo, que no soy un fan del género.

No digo que sea una de las grandes obras de la historia del cine, no, pero es una de las mejores adaptaciones que se han hecho de la obra de Stephen King que supongo estaba a su vez estaba homenajeando, o copiando, a Lovecraft y desde luego es una de las grandes películas de terror de los años recientes.

No importa qué clase de terror le guste a usted: Vi la niebla poco antes de ver esa infame película de Shyamalyan con tintes ecologistas que es El Incidente, en este caso Darabont le dió sopas con onda al rey de los finales inesperados.

Ya es una de las grandes. Coincido en tu ambivalencia en cuanto a las películas de terror y a la pereza de ver una mediocre. Sólo vi La Niebla por recomendación de un amigo y lo cierto que me costó aguantar hasta que llegó el desenlace final. Me costó entre otras cosas porque me jodió sobremanera que se rompiera el misterio de la niebla a los 15 minutos de metraje.

El desconocimiento de la niebla los aullidos de los que se adentran en ella para huir sugiere un terror mucho mayor que la materialización de lo que existe en ella.

Y es que viendo los comentarios del resto, estoy empezando a dudar si hablamos de la misma película. Estas cosas funcionan así; quien paga, manda. Pero esto ya es elucubración mía, tendré que averiguar si Garamond ha dicho algo al respecto. King y Darabont intentan darle un toque lovercraftiano que se queda en bien poco y que llega a parecer que realmente no comprenden en que se basa el terror del genio de Providence.

Entiendo tus críticas, las comparto sólo parcialmente. Por un lado, es una monster movie en toda regla y no creo que pretenda hacer creer que no lo es. Eso sí, hay referencias a Hitchcock y a Lovecraft, pero son eso, referencias o recursos. Es lo de la botella medio llena o medio vacía: Es cierto que no capta bien el toque Lovecraft, pero tampoco creo que lo pretenda, es que es difícil hacerlo sin terminar adaptando directamente un relato de Lovecraft. El final me gustó, pero admito que es opinable y que había otros posibles finales tan buenos o mejores, por ejemplo el original de la novela.

Como curiosidad, la película había sido ideada para ser en blanco y negro. De hecho en la edición especial puede verse con esa opción y verdaderamente sale ganando en un aspecto: El aspecto de serie B se convierte en un completo homenaje a las películas de terror de los Es justo recordar aquí este post de Cristian Campos con su particular e interesante visión de la película.

Pero eso no implica que la película esté dando ese mensaje realmente. Hasta que Don Siegel dijo que él no había visto nada de aquello mientras lo filmaba, que era solamente una película de terror y no había nada de política en ella que no la hay, salvo que la quieras buscar.

Así que no soy muy de buscarle los tres pies al gato en películas donde los autores no han pretendido dirigirme a una interpretación determinada.

Los soldados que se suicidan lo hacen porque saben que no hay salvación posible. Toda explicación en torno al concepto de fe resulta repentinamente absurda, ya que no habría forma de encajar una supuesta utilidad de la fe en la historia. Respecto a lo que dices acerca de las implicaciones demasiado sutiles: Precisamente el hecho de que Darabont cambiara el final de la película con respecto al del original es una señal clara de que se ha pretendido darle un matiz a la historia que no estaba en ese original.

No de la fe cristiana, sino de la fe en sentido amplio. De ahí el castigo final al protagonista. Pero en lo de la fe no cedo: Sin embargo, sigo discrepando.

Sea así o no, ya te digo, las relecturas arbitrarias son interesantes y entretenidas, pero eso: Por ejemplo, una lectura que me consta es completamente arbitraria pero que se me ocurrió mientras veía el film era la de que la niebla sea en realidad un agente alucinógeno, y que todas la visiones, la sangre, paranoia, violencia y destrucción resultantes sea el resultado de esas sustancia que vuela por el aire.

Me gusta mucho esa lectura, aunque entiendo que la película no pretendía transmitirla. Prueba a volver a ver el film bajo esa perspectiva; se torna endiabladamente entretenido. Jajaja, sí, eso pasa. A mí me gustó el final, pero bueno, esto es cuestión de química y hay gente a la que ese mismo final se le atragantó o le pareció ridículo. Todo depende de la mentalidad de uno, del momento, lugar y disposición en que ve la película… de muchas cosas. La primera temporada de The Walking Dead me obliga a seguir la pista del director, pero sobre tengo pendiente ver el montaje en blanco y negro.

Y con un enfoque diferente. La neblina formó remolinos y figuras extrañas. Escuché el cambio de velocidades y el ruido que produjo el automóvil en reversa. Pero en ese instante llegó una camioneta y se detuvo a mi lado, de color blanco, confundida entre la neblina desde donde una voz me dijo: Un chico manejaba y a su lado su compañera, y entre ellos pude mirar adelante, iluminado por los faros un breve instante, cómo el automóvil anterior volvía a emprender la marcha, escuchamos las risas de las mujeres, luego nada, otra vez el manto de la neblina.

Les di las gracias por el aventón, pero ni el chico ni la chica dijeron nada. Así que miraba sus cabellos y miraba la neblina. Descendíamos en silencio, sin sentir el movimiento, y luego la camioneta se detuvo. Dije gracias y bajé. Realmente la neblina era espesa, como en bloques, pues ya de pie, abajo, intenté mirar hacia mis salvadores, pero la neblina me lo impedía, avanzaba lentamente entre los cristales de la camioneta y yo. No creas que es en modo alguno agradable. Así me dijo y luego quedó solamente la niebla en el viaje de todas las noches.

Caminé por mi sendero, tratando de unir los fragmentos observados en las posibilidades por los huecos viajantes con el propósito de reconstruir la imagen de esa chica, pero me fue imposible. En la puerta de mi casa saludé a Yolanda, después me cambié de ropa, poniéndome el pijama con adornos de los cuentos de Grimm en su versión para adultos, me serví un whisky v me tumbé en la cama.

Neblina ella pie gay

Lo relevante en esta película es, precisamente, la manera en que transforma una ubicación perfectamente cotidiana en el escenario de una pesadilla, transformando —de paso— a algunos seres humanos en monstruos y a otros en héroes, mientras son todos ellos acechados por los monstruos del exterior.

La película empieza de manera convencional, pero el aparentemente inane arranque del film es como la calma previa a la tempestad: La película tiene sus derivas, desde luego: Quienes lo han visto ya saben a qué me refiero.

Es la clase de monstruo que solo necesita hacer acto de presencia para conseguir que los espectadores contengan el aliento, fascinados. Todo como resultado de una magnífica dirección y montaje, y de un uso inteligentísimo de los efectos especiales. La niebla es, pues, una película de terror con todas las de la ley, aunque tiene sus elementos de ciencia-ficción.

Es una película acertadamente incómoda cuando ha de serlo, pero no abusa. Tiene sus momentos de displacer. Incluso puede llegar a resultar deprimente. No es un jolgorio de película, desde luego. Y no la vea usted mientras cena, a poco que le disgusten a usted las alimañas raras. Se lo digo yo, que no soy un fan del género. No digo que sea una de las grandes obras de la historia del cine, no, pero es una de las mejores adaptaciones que se han hecho de la obra de Stephen King que supongo estaba a su vez estaba homenajeando, o copiando, a Lovecraft y desde luego es una de las grandes películas de terror de los años recientes.

No importa qué clase de terror le guste a usted: Vi la niebla poco antes de ver esa infame película de Shyamalyan con tintes ecologistas que es El Incidente, en este caso Darabont le dió sopas con onda al rey de los finales inesperados. Ya es una de las grandes. Coincido en tu ambivalencia en cuanto a las películas de terror y a la pereza de ver una mediocre. Sólo vi La Niebla por recomendación de un amigo y lo cierto que me costó aguantar hasta que llegó el desenlace final.

Me costó entre otras cosas porque me jodió sobremanera que se rompiera el misterio de la niebla a los 15 minutos de metraje. El desconocimiento de la niebla los aullidos de los que se adentran en ella para huir sugiere un terror mucho mayor que la materialización de lo que existe en ella. Y es que viendo los comentarios del resto, estoy empezando a dudar si hablamos de la misma película.

Estas cosas funcionan así; quien paga, manda. Pero esto ya es elucubración mía, tendré que averiguar si Garamond ha dicho algo al respecto. King y Darabont intentan darle un toque lovercraftiano que se queda en bien poco y que llega a parecer que realmente no comprenden en que se basa el terror del genio de Providence.

Entiendo tus críticas, las comparto sólo parcialmente. Por un lado, es una monster movie en toda regla y no creo que pretenda hacer creer que no lo es. Eso sí, hay referencias a Hitchcock y a Lovecraft, pero son eso, referencias o recursos. Es lo de la botella medio llena o medio vacía: Es cierto que no capta bien el toque Lovecraft, pero tampoco creo que lo pretenda, es que es difícil hacerlo sin terminar adaptando directamente un relato de Lovecraft.

El final me gustó, pero admito que es opinable y que había otros posibles finales tan buenos o mejores, por ejemplo el original de la novela. Como curiosidad, la película había sido ideada para ser en blanco y negro.

De hecho en la edición especial puede verse con esa opción y verdaderamente sale ganando en un aspecto: El aspecto de serie B se convierte en un completo homenaje a las películas de terror de los Es justo recordar aquí este post de Cristian Campos con su particular e interesante visión de la película.

Pero eso no implica que la película esté dando ese mensaje realmente. Hasta que Don Siegel dijo que él no había visto nada de aquello mientras lo filmaba, que era solamente una película de terror y no había nada de política en ella que no la hay, salvo que la quieras buscar. Así que no soy muy de buscarle los tres pies al gato en películas donde los autores no han pretendido dirigirme a una interpretación determinada.

Los soldados que se suicidan lo hacen porque saben que no hay salvación posible. Toda explicación en torno al concepto de fe resulta repentinamente absurda, ya que no habría forma de encajar una supuesta utilidad de la fe en la historia. Respecto a lo que dices acerca de las implicaciones demasiado sutiles: Precisamente el hecho de que Darabont cambiara el final de la película con respecto al del original es una señal clara de que se ha pretendido darle un matiz a la historia que no estaba en ese original.

No de la fe cristiana, sino de la fe en sentido amplio. De ahí el castigo final al protagonista. Pero en lo de la fe no cedo: Sin embargo, sigo discrepando.

Sea así o no, ya te digo, las relecturas arbitrarias son interesantes y entretenidas, pero eso: Por ejemplo, una lectura que me consta es completamente arbitraria pero que se me ocurrió mientras veía el film era la de que la niebla sea en realidad un agente alucinógeno, y que todas la visiones, la sangre, paranoia, violencia y destrucción resultantes sea el resultado de esas sustancia que vuela por el aire. Me gusta mucho esa lectura, aunque entiendo que la película no pretendía transmitirla.

Prueba a volver a ver el film bajo esa perspectiva; se torna endiabladamente entretenido. Jajaja, sí, eso pasa. A mí me gustó el final, pero bueno, esto es cuestión de química y hay gente a la que ese mismo final se le atragantó o le pareció ridículo.

Todo depende de la mentalidad de uno, del momento, lugar y disposición en que ve la película… de muchas cosas. La primera temporada de The Walking Dead me obliga a seguir la pista del director, pero sobre tengo pendiente ver el montaje en blanco y negro. Y con un enfoque diferente. Una película debe poder ser comentada como obra completa y autónoma. De lo contrario, no veo qué sentido tendría que vendan una entrada para un film y que por el mismo precio no adjunten la novela original para leerla antes de la proyección.

Sin embargo, no es algo que quiera hacer con todas las películas ni que considere necesario. Si una película necesita de material extra para entender su significado, es que el director no ha sabido expresarse bien.

Si veo una película, veo una película. Y comento la película que he visto. Y miré cómo pasaba la neblina. Amo la neblina, la neblina que pasa, aquí, a mi lado, la maravillosa neblina.

Y miré pasar la neblina, me dejé envolver por ella. Y miré pasar la neblina. El canto de las sirenas. La luz pasó, el ruido se alejaba, el sonido de las voces disminuyó. La neblina formó remolinos y figuras extrañas. Escuché el cambio de velocidades y el ruido que produjo el automóvil en reversa. Pero en ese instante llegó una camioneta y se detuvo a mi lado, de color blanco, confundida entre la neblina desde donde una voz me dijo: Un chico manejaba y a su lado su compañera, y entre ellos pude mirar adelante, iluminado por los faros un breve instante, cómo el automóvil anterior volvía a emprender la marcha, escuchamos las risas de las mujeres, luego nada, otra vez el manto de la neblina.

Les di las gracias por el aventón, pero ni el chico ni la chica dijeron nada. Así que miraba sus cabellos y miraba la neblina. Descendíamos en silencio, sin sentir el movimiento, y luego la camioneta se detuvo.

Neblina ella pie gay

Neblina ella pie gay

Category: